miércoles, 29 de diciembre de 2010

10.12.26 – INTSUSBURU (943 MTS.)

En esta fría y despejada mañana del último domingo del año nos hemos acercado hasta el vallecito de SARABE/SARBE, ubicado en la localidad de Urdiain, al que se accede por un carreteril a la entrada del pueblo que pasa debajo de la autovía de la Barranca y que en algo menos de 5 kilómetros lleva a las piscinas municipales donde finaliza.


Dejando a la derecha el entorno de las piscinas, comenzamos a caminar (N) sobre las 9,45 horas por la pista de tierra que enfila hacia el estrecho paso de Goiko-Arratatas que forman las moles calizas de Sarabeko aitza y Urrestiko aitza a derecha e izquierda, respectivamente, y que cierran el valle por el lado norte.

Tras cruzar de la mejor manera posible una puerta metálica cerrada con un candado que impide el tránsito libre de vehículos, a pesar de que al lado derecho hay una escalerilla que posibilita el acceso a pie, continuamos paralelos a la regata Berraunea alternando sus márgenes derecha/izquierda mediante el paso por un puente que sale junto a una primera bifurcación y después vadeando el arroyo, si bien en esta ocasión el caudal de agua nos “invita” a seguir a la derecha una senda que cruza el arroyo por un rústico puente de madera.


Durante este trayecto se hacen evidentes distintas marcas de pintura amarilla y blanca de algún PR del que no hemos podido identificar ni su nombre ni el itinerario que realiza pero que curiosamente llega hasta la misma cumbre de Intsusburu, tal y como hemos podido comprobar “in situ”.

Enseguida (9,55 horas) llegamos a un pequeño claro en el que nos encontramos con una encrucijada de caminos. Desechando la pista que discurre por la derecha junto a la regata, optamos por seguir de frente dejando para la vuelta la que sale a izquierda y que precisamente es la que se encuentra balizada con las señales de pintura.


La moderada pendiente y la anchura de la pista nos permiten una agradable ascensión (N) por un espectacular hayedo totalmente cubierto de nieve recién caída. Sin alcanzar el collado Bernoa, decidimos seguir por la pista que parece volver sobre nuestros pasos dando un fuerte giro a la izquierda (S) y que poco a poco va modificando su dirección hasta entroncar con la pista balizada que habíamos dejado más abajo. Son las 10,40 horas.

En este punto abandonamos la pista principal para seguir rigurosamente el trazado que señalan las marcas amarillas y blancas dado que la posible senda se encuentra totalmente tapada por la nieve y que nos lleva directamente hasta la línea del cordal que recorre la sierra de Altzania.


Tras cruzar un paso de alambrada alcanzamos la cumbre de INTSUSBURU (943 mts.) alrededor de las 10,55 horas donde se hace visible entre la nieve un deteriorado buzón montañero en forma de cohete sujeto por un montículo de piedras. Además de las mencionadas marcas amarillas y blancas aparecen las señales rojas y blancas del GR-12 a su paso por esta cima entre los puertos de Etxegarate y Lizarrusti.


Aún cuando la espesura del bosque impide cualquier panorámica hacia el norte y el este, las impresionantes vistas que ofrece esta modesta montaña hacia las sierras de Urbasa, Entzia y Aizkorri, especialmente en días tan claros como el de hoy, invitan a disfrutar del entorno y hacer la tradicional parada técnica para el “amaiketako”.


Antes de tomar el camino de vuelta aprovechamos este incomparable marco natural para hacer unas fotografías de recuerdo, incluidas algunas del colectivo que rara vez es tan numeroso y formal en la cima ya que lo habitual suele ser dispersarnos.


Salimos de la cumbre sobre las 11,30 horas retornando por la senda balizada que desciende dentro del hayedo y que algunos tramos presenta un moderado desnivel que en subida seguro se deja notar.


En poco más de media hora (12,05 horas) alcanzamos el cruce de pistas cercano al arroyo con lo cual ya solo resta continuar por la pista de subida y atravesar el desfiladero por el paso de Goiko-Arratatas antes de llegar al punto de partida. Son las 12,15 horas.


Salida para Bilbao a las 13,10 horas después de una pequeña celebración con motivo de “fin de curso” montañero, aprovechando las sobras de la jornada anterior.



Verdaderamente hemos disfrutado de un agradable y sencillo recorrido que nos ha permitido un ascenso muy cómodo a esta modesta cumbre enclavada en plena sierra de Altzania entre los puertos de Etxegarate y Lizarrusti al que no le ha faltado una inmejorable visibilidad aún cuando una gran parte discurre dentro de un frondoso bosque, básicamente entre hayas, y con la guinda del colorido que da una nevada reciente que nos ha permitido caminar sin ninguna dificultad.

Dentro del entorno que conforma el valle de Sarabe merece la pena visitar la rústica ermita de Aitziber cercana al restaurado caserío que da nombre al valle cuyo propietarios se han prestado amablemente ha enseñarnos este antiguo templo parroquial del desaparecido pueblo de Sarabe. ESKERRIK ASKO. El acceso a la ermita se encuentra señalizado al borde del carretil un poco antes de alcanzar el aparcamiento próximo a las piscinas.



URTE BERRI ON ¡¡¡¡¡¡¡


* Datos técnicos del GPS:

Distancia: 7,520 kms.

Tiempo real: 1 horas 55 minutos.

Tiempo parado: 35 minutos.

Velocidad media: 4 Kms./hora.

Altura máxima: 950 mts.

Ascenso acumulado: 399 mts.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

10.12.19 – BABIO ( 582 MTS.) ACTO SOCIAL – COLOCACION BELEN MONTAÑERO

Para la excursión de esta jornada próxima a las fechas navideñas y que tradicionalmente combinamos con uno de los Actos Sociales de nuestro club, como es la colocación de un BELEN MONTAÑERO, nos hemos dirigido a los pueblos de Belandia y Mendeika, integrados en la Junta de Ruzabal del municipio de Orduña y a los que se llega por la carretera BI-3931, entre Maroño(Amurrio) y esa última localidad.

Sobre las 9 horas iniciamos el recorrido a la entrada del barrio de BELANDIABIZKAR/BARRIOMEDIO descendiendo por una pista, en sus inicios de grava, que sale frente al cruce que da acceso a los caseríos.

Después de cruzar el arroyo Izardui por un sólido puente, iniciamos un corto ascenso (NE) por un tramo empedrado una vez superada una puerta metálica de cierre que encontramos a la salida del puente. Algunas marcas amarillas aparecen tímidamente pintadas en las piedras.


Desechando las desviaciones que salen a ambos lados, continuamos nuestro recorrido por terreno despejado siguiendo la pista principal que va modificando su trayectoria (E) sin apenas ganar altura pasando junto a un muro de piedra que dejamos a la derecha y en cuyo punto conviene prestar atención ya que la pista parece tender en esa dirección (9,15 horas).

No obstante, seguimos de frente (NNE) dentro del pinar en ligero ascenso por una pista herbosa hasta cruzar un paso de alambrada que encontramos al salir a zona despejada.

Hasta un poco antes de este punto hemos compartido parte de uno de los recorridos que han sido habilitados por la Junta de Ruzabal para dar a conocer el territorio más rural del municipio de Orduña y que se encuentran descritos en un folleto editado al efecto.

Tras cruzar el paso de alambrada, abandonamos la pista para entrar por la derecha a una senda muy marcada que sube paralela a la alambrada y a un muro de piedras en medio de un bosquete de quejigos muy abandonado y que solo en la parte alta mantiene algunos ejemplares de cierta dignidad.


Al llegar a la zona de rasos enlazamos con el camino balizado que viene de Mendeika y que luego utilizaremos en el descenso. El tramo final hasta la cumbre es una verdadera gozada ya que discurre en medio de un espléndido tapiz verde entre pinos, robles y alguna que otra encina.

Sobre las 9,45 horas alcanzamos la cima de BABIO (582 mts.) señalada con un vértice geodésico junto a un buzón montañero incorporado en una singular escultura de hierro que representa a un pastor.


Entretanto va llegando el grupo que ha optado por subir directamente desde Mendeika, los maestros artesanos en la paleta y cemento se ocupan de dejar instalado en óptimas condiciones el belén montañero de manera que pueda hacer frente el más tiempo posible a las duras inclemencias de la climatología y algún que otro “contratiempo”. El resto aprovechamos para disfrutar de las magníficas vistas que nos ofrece esta modesta montaña en jornadas tan claras como la de hoy.


Una vez todos en unión, finalizamos la parte principal de este entrañable ACTO SOCIAL con un recuerdo para nuestros socios fallecidos y los villancicos de rigor, partitura en mano como auténticos profesionales. Seguimos con la asignatura pendiente de la entonación tal como nos lo ha recordado una de nuestras compañeras así que algo habrá que hacer para mejorar en lo sucesivo.


Alrededor de las 10,30 horas nos ponemos de nuevo en movimiento siguiendo (S), como hemos comentada anteriormente, uno de los Senderos de Mendeika cuyo panel explicativo encontramos a la bajada en una de sus calles.

Después de cruzar la alambrada por una puerta de cierre, el camino entra en una pista bastante embarrada por el paso de vehículos que vamos sorteando por pequeñas sendas hasta cruzar un paso canadiense y enlazar con la pista cementada que nos lleva hasta Mendeika. Son numerosos los postes de señales y balizas de madera colocados a lo largo de este tramo que permiten un acceso muy asequible.


A las 11 horas finalizamos nuestro recorrido en este cuidado y bonito barrio de MENDEIKA donde se hace notable la arquitectura rural de la comarca y en la que se encuentra una de las casas de labranza más antiguas de Bizkaia, la nº 1 de Arteaga.


También merece la pena visitar la cercana la ermita de San Miguel que ha sido restaurada recientemente y que se encuentra ubicada en un privilegiado rincón rodeada de unas singulares encinas y con unas vistas maravillosas.








Poco antes de las 11,30 horas salimos hacia el Santuario de Ntra.Sra. de la Encina, en Artziniega, para cumplir con el último de los compromisos de esta jornada. Como viene siendo costumbre, hemos podido deleitar un fenomenal “amaiketako” bien regado y con música de fondo, en los locales anexos al Santuario cuyos rectores ponen a nuestra disposición. Eskerrik asko.


Con mucha pena salimos para Bilbao sobre las 14 horas después de haber disfrutado de un bonito y sencillo recorrido montañero dentro de un espacio natural poco conocido, rubricado con esta estupenda y colectiva fiesta navideña.

ZORIONAK ETA URTE BERRION ON!!



* Datos técnicos del GPS:

Distancia: 5,220 kms.

Tiempo real: 1 horas 15 minutos.

Tiempo parado: 45 minutos.

Velocidad media: 4,2 Kms./hora.

Altura máxima: 585 mts.

Ascenso acumulado: 273 mts.

viernes, 17 de diciembre de 2010

10.12.12 – GALDARAMUÑO (669 MTS.) – TOPINBURU (590 MTS.)

La travesía de esta jornada montañera la hemos iniciado a la altura del Km.9 de la carretera GI-2639, sobre pasado el alto de Karabieta, que une las localidades de Elgeta y Eibar para finalizar en el barrio de Txonta de esta última.

Comenzamos a caminar sobre las 9,15 horas entrando a una pista cementada que sale a derecha y que en suave ascenso recorre la ladera nornoroeste de la cercana cumbre de Azkonabieta hasta alcanzar el collado de Arraoz (9,25 horas) desde donde ya podemos contemplar la boscosa cumbre de Galdaramuño por encima de los caseríos Arraoz.


Justo en la bifurcación con el carretil que da acceso a los caseríos por este punto, abandonamos la pista cementada bajo una de la torres eléctricas para entrar, tras cruzar un paso de alambrada donde aparecen marcas amarillas, en un sendero que discurre pegado a un bosque de cipreses y que en corta pero dura pendiente remonta la ladera de helechos hasta alcanzar la loma de Azurtza (9,40 horas) cuya despejada cumbre nos permite unas buenas vistas del cresterío de Duranguesado.



Siguiendo la línea del cordal por encima de los caseríos (NW) el camino entra en una zona boscosa donde tenemos que sortear gran cantidad de ramas y árboles tronchados, entre ellos algunas hayas de buen porte, por lo que optamos en salirnos a la ladera herbosa siguiendo la alambrada hasta alcanzar la pista de grava que sube de la ermita de Santiago y que nos deja junto al vallado del repetidor instalado prácticamente en la cima.

Cualquiera de los dos senderos que salen a ambos lados del cierre permite bordear la antena y acceder al pequeño promontorio donde se ubican dos buzones montañeros medio tapados por la maleza que marcan la cumbre de GALDARAMUÑO (669 MTS.). Son las 9,50 horas.


Después de una breve parada para sacar unas fotos ya que las vistas son más bien escasas, retornamos de nuevo a la pista de grava por la que descendemos, desechando los ramales que salen a ambos lados, hasta alcanzar la ERMITA DE SANTIAGO que se encuentra un poco separada del camino y cuyo entorno merece la pena visitar (10,15 horas).


Un poco más abajo de la ermita encontramos los caseríos Azurtza hasta donde llega la carretera local GI-3331 que sube desde Soraluze por la que seguimos a la izquierda (E). Hacia la derecha la pista cementada retorna al collado de Arraoz.

Tras recorrer unas centenas de metros por la carretera asfaltada la abandonamos a la entrada del pinar, junto a un refugio, para entrar en una pista de tierra que discurre paralela al cordal y que viene a salir unos metros por debajo de la cara norte de la cumbre. No obstante y para evitar este pequeño rodeo, enseguida encontramos a la derecha (NE) una marcada senda que asciende directamente dentro del bosque hasta la campa donde se ubica el buzón montañero que señala la cima de TOPINBURU (590 MTS.) donde también hay colocadas varias placas en recuerdo de montañeros. Son las 10,35 horas.


Desde la misma cumbre seguimos (N) un sendero que baja dentro del bosque próximo a una primera línea de cipreses y que se incorpora a la pista que discurre paralela a la línea cimera poco antes de alcanzar la ERMITA DE SAN SALVADOR a la que accedemos tras superar una valla de cierre (10,50 horas).

Aprovechamos el inmejorable entorno que nos ofrece el conservado edificio, rodeado de hayas, plátanos, acacias, chopos, pinos, etc. y complementado con unas buenas vistas, para hacer la habitual parada técnica del “amaiketako” en esta ocasión con algo más de tranquilidad ya que el punto de destino está “a tiro de piedra”.


Pasadas las 11,20 horas nos ponemos de nuevo en camino para descender por la pista cementada que llega desde el barrio de Txonta y que permite también el acceso a varios caseríos situados en esta ladera del monte.

Llegamos al barrio de TXONTA (Eibar) sobre las 12 horas con tiempo más que suficiente para hacer un poco de tertulia en la plaza que conforma un área de juegos infantiles situada en la parte alta antes de que nos recoja el autobús.

Salimos para Bilbao a las 13 horas dentro del horario previsto.


Sencilla travesía por pistas y caminos muy marcados, exentos de cualquier dificultad montañera, que recorre algunos de los montes que rodean Elgeta, localidad en la que fue fundada la Federación Vasca de Montaña en el año 1924, para luego bajar hasta la populosa e industrial Eibar.


* Datos técnicos del GPS:

Distancia: 8,480 kms.

Tiempo real: 2 horas 5 minutos.

Tiempo parado: 40 minutos.

Velocidad media: 4,2 Kms./hora.

Altura máxima: 675 mts.

Ascenso acumulado: 276 mts.


viernes, 10 de diciembre de 2010

10.12.05 – BURGUENO (1.043 MTS.)

Tal como teníamos previsto para esta jornada montañera y pese a las malas condiciones climatológicas, viento, agua y nieve a partir de los seiscientos metros, nos hemos trasladado hasta el pequeño núcleo urbano de MOLLINEDO, a caballo entre las localidades de Artzentales (Bizkaia) y Villaverde de Trucios (Cantabria) al objeto de disfrutar de una ascensión muy poco frecuentada a esta cumbre que remonta la ladera norte por el barranco del río Agüera para descender a la otra vertiente, concretamente al barrio de NOCEDAL(Gijano).

El acceso a MOLLINEDO lo hacemos desde La Matanza, capital del Valle de Villaverde Trucios, tomando a la izquierda una carretera local que nos deja después de unos 2,5 kms. en una pequeña explanada junto a la Iglesia de San Pablo y San Pedro. Aún cuando a la entrada el autobús no ha tenido mayores dificultades para pasar por un túnel bajo la vías del ferrocarril de FEVE, el regreso se ha complicado un poco en este punto por lo que conviene tener en cuenta tal circunstancia caso de utilizar este medio de transporte.


Comenzamos a caminar, sin lluvia, pasadas las 9,15 horas siguiendo el carretil asfaltado que desciende unos metros junto a la iglesia camino del pueblo de Górgolas y que enseguida pasa junto a los muros del abandonado molino-ferrería que se encuentra junto al puente sobre el río Agüera.



Sin cruzar dicho puente, tomamos a la derecha (S) una pista asfaltada que discurre junto al arroyo por su vertiente izquierda y que nos conduce hasta el depósito de aguas con edificio de servicio (9,25 horas.). Previamente hemos cruzado un paso canadiense y un par de puentes en cuyas vallas de protección se hacen visibles las marcas amarillas y blancas de un PR que seguiremos durante una buena parte de nuestro recorrido.



Superadas las edificaciones, finaliza el tramo asfaltado y se continúa por una pista de tierra que en suave ascenso nos deja a pie de un sendero que sube por un antiguo camino hasta entroncar con una pista más ancha a la que nos incorporamos por la izquierda. A esta pista podíamos haber accedido nada más sobrepasar el paso canadiense y que dando un pequeño rodeo pasa por encima del depósito.

Manteniendo la componente sur la pista discurre por terreno llano y embarrado que en varios tramos se encuentra invadida por cantidad de agua que baja de los pequeños arroyos que la cruzan.



Tras dejar de lado una pista de grava que sale a nuestra derecha, descendemos hasta el paraje conocido como Puente Hurtado donde no existen elementos o edificaciones que justifique tal denominación y que por tanto habrá de tenerse en cuenta para situaciones concretas de crecida del caudal, como así ha sido en esta ocasión. Son las 9,35 horas.

En este punto se abandona la pista principal que cruza el río Agüera para seguir a la derecha por un camino herboso que cruza el cauce del arroyo Cuchillos por una hilera de piedras, en esta ocasión totalmente cubiertas por el agua. Las marcas amarillas y blancas pintadas en una piedra a pie de camino, poco antes de cruzar, nos confirman la senda a seguir.


Sin embargo y ante la posibilidad de que no se puedan superar con las debidas garantías los tres vados que todavía restan para abandonar la compañía del río, optamos por utilizar la alternativa que ofrece la pista de grava que hemos dejado atrás para alcanzar el cordal que separa los valles de Villaverde y Karrantza camino de la cumbre, eso sí dando un buen rodeo.

Para ello, volvemos sobre nuestros pasos hasta entroncar con la citada pista por la que vamos remontando (W) sin agobios en sucesivas lazadas por una ladera prácticamente deforestada que en ocasiones parece alejarse de la línea cimera totalmente cubierta de nieve que va quedando a nuestra izquierda.


A medida que vamos subiendo el viento se hace más ostensible lo que nos obliga a cubrirnos con los chubasqueros y dejar de lado los paraguas que habíamos empezado a utilizar para taparnos de la lluvia. Alguno queda visto para “sentencia”.

Poco antes de entrar en un pinar joven (10,30 horas) abandonamos la pista que desciende (N) hacia el Alto de la Escrita para seguir a la izquierda (SW) por un camino herboso que discurre paralelo al bosque y que escasos 10 minutos nos permite alcanzar el cordal junto a la cota de Ormaza (638 mts.) no sin grandes dificultades ya que la ventisca ha hecho acto de presencia con bastante fuerza nada más cambiar de orientación.

Llegados a este punto y cuando parecía que no tendríamos mayores dificultades en acceder a la cumbre de BURGÜENO el cambio radical de las condiciones climatológicas nos ha obligado a reconsiderar la situación y tomar la decisión de volver a MOLLINEDO por el mismo camino de subida a donde llegamos sobre las 11,50 horas.

Aprovechamos el cobijo que ofrece el pórtico de la iglesia para hacer un merecido descanso, prácticamente no hemos parado desde la salida, y seguir hasta Villaverde de Trucios donde nos pasa a recoger el autobús tras haber variado radicalmente el punto de llegada fijado al comienzo de la travesía.

Salida para Bilbao sobre las 13,30 horas.



Pocas son las ocasiones en que tenemos que renunciar pero hoy ha tocado. No obstante y a tenor de la experiencia de uno de nuestros compañeros que ha tenido oportunidad de hacer cumbre según habíamos previsto, el acceso hubiera resultado muy complicado desde cualquier punto ya que en las laderas cimeras la nieve acumulada alcanzada casi el metro de altura.

Ya tendremos oportunidad de volver en otra ocasión más propicia para lo cual contamos con esta nueva experiencia.


* Datos técnicos del GPS: (1)

Distancia: 9,440 kms.

Tiempo real: 2 horas 20 minutos.

Tiempo parado: 10 minutos.

Velocidad media: 4 Kms./hora.

Altura máxima: 652 mts.

Ascenso acumulado: 504 mts.



(1) Solo hasta la cumbre de Ormaza I/V


viernes, 3 de diciembre de 2010

10.11.28 – BUSTOKOGANA ( 976 MTS.) – ZALDIARAN (978 MTS.)

La travesía de esta jornada montañera la iniciamos en ZUMELTZU para finalizar en BERROSTEGIETA, pequeños núcleos urbanos cercanos a Vitoria-Gasteiz, enclavados en plena Llanada Alavesa y entre los cuales discurre una de las etapas del GR-25.

Emprendemos la marcha sobre las 9,15 horas a la entrada del pueblo dejando la iglesia de San Juan Bautista a la izquierda y continuando calle arriba donde, junto a una fuente, se hacen evidentes los postes-baliza que marcan el GR.



Finalizado el asfalto obviamos el camino a la izquierda y seguimos de frente por un ancho camino agrícola que enfila hacia la sierra (S). Pasado el depósito de aguas se llega a un cruce de pistas (9,25 horas) donde de nuevo aparecen los postes-baliza del GR con la silueta del repetidor de Bustokogana en lo alto del cordal.



Aún cuando las señales nos indican seguir a la izquierda para acceder a la zona cumbrera del camino viejo a Doroñu por el puerto de Zumeltzu o alto del Silo, optamos por continuar en dirección a Subilla Gasteiz (Subijana) y Langraiz Oka (Nanclares), según el GR, para dirigirnos al puerto de Biarrate.

Tras cruza una puerta metálica de cierre, la pista remonta por un tramo de tierra arcillosa que gracias a la helada que ha caído subimos cómodamente. En el siguiente cruce abandonamos la senda balizada y seguimos (S) en suave ascenso hasta llegar a otra nueva bifurcación que tomamos a la derecha por un camino herboso que se interna en el bosque por una zona algo más llana que incluso parece descender después de rebasar un cierre de alambrada. Son las 9,35 horas. (La pista baja hacia Subilla uniéndose un poco más adelante a la del GR.)


Sin embargo, a la izquierda sale una senda muy marcada que asciende a media ladera (S/SO) inicialmente dentro de un bosque mixto que poco a poco va dejando paso a un hermoso hayedo que en esta época del año nos permite ver la parte baja de la llanada. Este viejo sendero enlazaba antaño con el pueblo de Zurbitu situado al otro lado de la sierra en tierras treviñesas.


Tranquilamente llegamos al puerto de Biarrate (10 horas) donde ya empezamos a tomar contacto con una fina capa de nieve. A la derecha queda la cercana cumbre de Peña Mayor o San Miguel última altura destacable de los Montes de Vitoria hacia el oeste, sin buzón montañero pero que como todas sus”hermanas” también tiene colocada una antena.

Desde el collado seguimos a la izquierda (E) por el sendero que discurre prácticamente paralelo a la pista que da servicio a las instalaciones de las antenas y muy próximo al escarpe rocoso (cuidado en caso de niebla) que cae en vertical por la cara norte dando vista a la llanada alavesa con el pueblo de Zumeltzu en primer término. A la derecha (S) queda el condado de Treviño.



Sobre las 10,15 horas alcanzamos la cumbre de BUSTOKOGANA (967 mts.) donde hay colocado un pequeño buzón montañero junto al vértice geodésico. Unos metros antes hemos dejado de lado un enorme repetidor de televisión con su correspondiente caseta que afean el entorno.



Breve parada para tomar las fotos de rigor y continuamos por un pequeño sendero que sale junto al vértice geodésico en dirección norte entre el hayedo. Después un breve pero fuerte descenso, sin mayores inconvenientes que los derivados de algún que otro resbalón entre la hojarasca, la senda continúa paralela al cordal cimero (E) a través del bosque hasta llegar al puerto de Zumeltzu o alto del Silo. A este cruce de caminos hubiéramos llegado siguiendo la pista balizada que dejamos a la salida del pueblo.

Dejando a la izquierda la pista de descenso a la llanada seguimos de frente (este) para salir a zona más despejada que recorremos unos metros para cruzar un nuevo hayedo a cuya salida ya podemos ver la inconfundible silueta de la cima de Zaldiaran.

Continuamos en suave ascenso, con algún repecho intermedio, dejando a nuestra izquierda el camino que penetra en el bosque hacia Eskibel/Eskibelgoatxa, y tras atravesar una alambrada con paso de reja en el suelo nos desviamos a la derecha para afrontar el tramo final siguiendo un senderito trazado al borde del escarpe que rodea su flanco sur y de esta forma evitar la subida directa que obliga a una pequeña trepada.

Alrededor de las 10,50 horas llegamos a cumbre de ZALDIARAN (978 mts.) donde destaca, además del impresionante centro de transmisiones, una enorme cruz metálica construida por miembros de la Sociedad Excursionista Manuel Iradier y colocado en el año 1950. En la parte baja se encuentra adosado un buzón montañero que asemeja el castillo de Guevara junto a dos placas conmemorativas.



Aprovechamos unos pocos rayos de sol y la protección de las construcciones para hacer la parada técnica al tiempo que disfrutamos de las vistas que ofrece esta cima.

Pasadas las 11,20 horas arrancamos por la pista de servicio de la que salimos en la primera curva para coger (NE) una pequeña senda que atraviesa el hayedo en fuerte descenso hasta enlazar con la pista que recorre la ladera norte y que nos deja en el collado de Abriguaran.




Dejando de lado la pista que desciende a la izquierda camino del pueblo de Eskibel, seguimos de frente por una pista empedrada en bastantes tramos que pasa por la inapreciable cima del monte La Raiz antes de alcanzar el collado que antecede a la despejada y herbosa cumbre de San Kiliz a la que llegamos sobre las 11,50 horas. Junto al vértice geodésico encontramos dos buzones montañeros, uno de ellos en forma de tamboril.

El descenso por la marcada senda de tierra resulta un poco complicado ya que se encuentra muy pisada y embarrada siendo frecuentes los resbalones. Tras cruzar un pequeño collado en que asoman unas rocas, el camino gira a la izquierda (N) y enseguida encontramos un cruce de sendas tomando en este caso la que sale por la derecha encajonada en un bosquete de carrasco y que nos deja en una ancha pista por la discurre el GR 25 camino de nuestro punto de destino.

Apenas caminamos una centena de metros por la pista cuando se abandona siguiendo las marcas rojas y blancas que aparecen a la izquierda del camino y que señalan la entrada a un sendero que atraviesa un bosque de pino silvestre y en el que suceden las marcas, algunas un tanto difusas, que nos facilitan la bajada.


De nuevo en pista ancha, seguimos a la derecha hasta salir a una zona despejada bajo un tendido eléctrico por la que descendemos hasta el área de juegos infantiles que se encuentra a la entrada del pueblo.

Entre calles asfaltadas bajamos hasta la plaza donde se ubica la iglesia de Santa Eulalia dando por finalizada nuestra travesía. Son las 12,25 horas.


Salida para Bilbao pasadas las 13 horas. Antes de arrancar el autobús nos han caído unos pocos copos de nieve.


Sencilla travesía que recorre varias de las cumbres que cierran por el oeste el cordal de los Montes de Vitoria, entre ellas la de Zaldiaran punto de encuentro de muchos “gasteiztarrak” cada nuevo año.

Hoy hemos podido disfrutar de una excelente jornada montañera, algo fría en el arranque y con un poco de nieve durante parte del recorrido que no ha supuesto ninguna dificultad.



* Datos técnicos del GPS:

Distancia: 9,290 kms.

Tiempo real: 2 horas 35 minutos.

Tiempo parado: 35 minutos.

Velocidad media: 3,6 Kms./hora.

Altura máxima: 978 mts.

Ascenso acumulado: 494 mts.


miércoles, 24 de noviembre de 2010

10.11.21 – LARRAINETA (1.115 MTS.)

En esta mañana lluviosa, sin parar de tirar agua desde Bilbao, nos hemos acercado al pequeño pueblo de NARKUE, enclavado en el valle de Lana, para realizar la subida a esta cumbre de la sierra de Lokiz.

Un poco antes de las 10 horas comenzamos a caminar, sorprendentemente sin lluvia, junto al lavadero que se encuentra debajo de la iglesia, hasta la parte alta del pueblo y salir a la izquierda por una pista que pasa junto a un depósito de agua antes de cruzar una puerta metálica.

Durante este corto paso por el tramo urbano nos topamos con un vecino que hacer bajar un poco los ánimos en cuanto a la climatología ya que augura lluvia de manera inmediata.

Continuamos por la pista, ya de tierra, hacia la derecha (NE) en suave ascenso hasta colocarnos (unos diez minutos) más o menos a la altura del repetidor que asoma sobre nuestras cabezas. Tal como estaba vaticinado la lluvia hace su aparición y nos acompañará, con o menos intensidad durante todo el resto de la mañana.

Un “cairn” a la izquierda del camino nos señala la entrada a una senda muy marcada, entre matorral y pedregal, que en un par de lazadas nos deja junto a la antena del repetidor rodeada con una valla metálica. Son las 10,20 horas.


Otra buena referencia son los postes de la línea eléctrica que llegan hasta este lugar. También es posible llegar a la antena siguiendo por la pista y enlazar con otra más ancha que por el este sube del cercano pueblo de Ulibarri.

Dejando de lado las instalaciones del repetidor, descendemos una centena de metros por la pista principal de acceso hasta cruzar con otra que se desvía a la izquierda (W) en cuyo punto aparecen de frente varios “cairns”, alguno de gran tamaño, que nos indican el acceso a una senda que se hace muy evidente a medida que se introduce en la espesura de un bosque mixto de bojes y quejigos, contando además con sucesivos hitos que facilitan la marcha, especialmente en algunos desvíos.

Tras superar un primer tramo más bien llano (E), comienza a aparecer el hayedo y algunos peñascos aislados que nos anuncian la proximidad del farallón rocoso al que accedemos en cómodos zig-zag por un camino tallado en la piedra, con escalones y refuerzo de muros en algunos puntos.



Alcanzado el portillo de la sierra (10,45 horas), seguimos (N) por la senda pedregosa, marcada con unos dispersos hitos, que enseguida conecta con una antigua pista de tierra que tomamos a la derecha (E) y que desemboca en otra de mayor anchura que atraviesa la sierra. A nuestra izquierda (NE) ya podemos ver la suave elevación que conforma la cumbre de Larraineta totalmente cubierta de pinos.

Al salir a zona despejada, abandonamos la pista acortando por el raso campo a través, perfectamente practicable, para cruzar el pinar y llegar a la cima de LARRAINETA (1.115 MTS.). Son las 11,15 horas.


Después de una breve estancia, la lluvia no permite otras licencias y las vistas son más bien escasas, descendemos unos metros (E) para entroncar con una de las pistas que atraviesan la sierra y continuar a la derecha (S) en suave descenso, utilizando senderos que acortan algunas revuelta, hasta alcanzar una puerta metálica que da acceso a la ancha pista de tierra compactada que desciende hasta el pueblo de Ulibarri con tránsito limitado a vehículos autorizados. (11,30 horas)



El recorrido de la pista se hace por un trazado muy agradable, aún cuando en algunos tramos el desnivel es bastante pronunciado, ya que discurre por una zona boscosa que en algunos claros permite ver a ambos lados los farallones que cierran el valle de Lana camino de Ulibarri.


Sin llegar a la ermita de San Cristobal, que dejamos a la izquierda, pasamos por un singular paraje donde se ha instalado un área recreativa con bancos entorno a un conglomerados de peñascos, robles y hayas que invitan a quedarse para la habitual parada técnica.


No obstante y ante la insistente lluvia, optamos por continuar nuestro camino, desechando incluso la protección que ofrece el pequeño edificio de la ermita.



A medida que vamos descendiendo se hace evidente el cambio de vegetación de forma que poco a poco va desapareciendo el bosque autóctono dando paso a la carrasca lo que permite una mayor visibilidad sobre el valle y la barrera caliza que forman los farallones de la sierra, con la antena del repetidor de TV como telón de fondo al que se accede por una pista que sale a la derecha poco antes de llegar al núcleo urbano.



Llegamos a Ulibarri sobre las 12,15 horas donde aprovechamos el pórtico de la iglesia de Santa María para soltar un poco de agua y reponer fuerzas.


Después de esta parada, arrancamos sobre las 12,35 horas siguiendo por una pista parcelaria que encontramos a la salida del pueblo, derecha, y que desemboca en la carretera asfaltada que da acceso a NARKUE donde sobresale la iglesia de San Millán. Son las 13 horas.


Salida para Bilbao alrededor de las 13,10 horas.








Aún a pesar de la desagradable compañía de la lluvia durante casi toda la mañana, el recorrido circular por este tramo occidental de la olvidada sierra de Lokiz resulta muy agradable y exento de cualquier dificultad salvo en condiciones adversas de niebla, especialmente en la parte alta donde son numerosas las pistas que se entrecruzan por un paraje sin apenas contrastes.


* Datos técnicos del GPS:

Distancia: 11,240 kms.

Tiempo real: 2 horas 40 minutos.

Tiempo parado: 25 minutos.

Velocidad media: 4,2 Kms./hora.

Altura máxima: 1.120 mts.

Ascenso acumulado: 518 mts.