martes, 13 de mayo de 2008

08.05.11 – UNGUINO

Nuestro punto de inicio y llegada ha sido el pequeño núcleo urbano de MADARIA, cercano al pantano de Maroño (Valle de Aiala)
Salimos sobre las 9.10 horas por la pista cementada que asciende suavemente a partir de la última casa. Después de cruzar tres puertas metálicas se llega a una bifurcación, tomando la pista central que asciende hacia el portillo de Atatxa y que enseguida se convierte en una senda muy bien balizada con pintura amarilla y “cairs” convenientemente colocados en los bordes.

Photobucket

Poco a poco vamos remontando la pronunciada ladera, con algunos descansillos, teniendo siempre como referencia las paredes del Unguino a nuestra derecha y visualizando el “ojo” que se abre debajo de la cumbre y que en la parte final hay que salvar algunos tramos de mayor desnivel con algo de roca, sin mayores dificultades y que precisan un poco de atención, hasta alcanzar el portillo de Atatxa, paso natural hacia la meseta. Ha sido 1 hora aproximadamente de subida.
De aquí, sale por la derecha una senda pegada al borde del cresterío que nos lleva directamente a la cumbre en unos 10 minutos. La niebla no nos ha permitido disfrutar de las vistas que se ofrece al montañero si bien hemos aprovechado la ventana natural del “ojo” para contemplar el valle, curiosamente más despejado que la Sierra

Photobucket
Para bajar a MADARIA, optamos por seguir hasta el cercano portillo de Menérdiga, para lo cual retornamos hasta Atatxa y seguimos hacia Tologorri por sendas que discurren muy próximas al borde y también están balizadas con pintura amarilla.
Antes de llegar al portillo nos hemos detenido en una de las bordas situadas a la derecha del camino para hacer una parada técnica y reponer fuerzas.

Photobucket

De vuelta al portillo de Menérdiga y tras pasar una puerta metálica, continúa la niebla en toda la parte cimera, seguimos por un camino muy marcado, de piedra en la parte inicial, que una vez sobrepasado el farallón, se convierte en senda de tierra que desciende con tendencia a la izquierda para introducirse al poco tiempo en un bonito bosque de hayas.
Rebasado este bosque, el camino da paso a una pista ancha que desemboca a los pocos metros en otra mayor, accesible a vehículos. Antes de este entronque, hemos continuado por la pista de tierra, con mucho barro en algunos tramos, que sale a nuestra izquierda y que directamente nos lleva a Madaria, justo a dar con la última de las puertas metálicas que traspasamos a la subida. Cabe señalar que en el paso del río Idas hemos tenido que dar un pequeño rodeo para salvar la invasión de la pista por la gran cantidad de agua que bajaba.
Llegamos a MADARIA sobre las 13,20 horas.
Datos:
Distancia: 10, 5 kms.
Tiempo real: 3 horas 25 min.
Tiempo parado: 45 min.
Altura max.: 1.107 mts.
Ascenso acumulado: 901 mts.

No hay comentarios: